Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Más allá de las intuiciones que tengamos respecto al cómo podríamos derrumbar o echar abajo una puerta, casi siempre influenciadas por la cinematografía en dónde hemos visto cantidad de veces hacerlo de una manera casi siempre fácil y rotunda, sí existen ciertas maneras o técnicas a considerar en pro a hacerlo de la manera más efectiva y con la mayor seguridad y ahorro de fuerzas disponibles.
En este caso se trata de poder hacerlo en momentos donde no queda otro remedio y en los cuales la premura es necesaria ya que existen hipotéticamente muchas situaciones de riesgo en las que se hace urgente el derrumbe de una puerta para poder, o bien acceder a un sitio, o al contrario salir de él de manera rápida y eficiente.
Primeramente ten en cuenta que hacerlo implica que puedas lastimarte y ponerte en riesgo, así que ten presente siempre tu integridad física. Si se trata de una puerta de seguridad lamento decirte que se convertirá en una tarea prácticamente imposible, de hecho, aún con el equipamiento adecuado con los cuales contarían los rescatistas o bomberos, por ejemplo, sigue siendo una tarea muy cuesta arriba.
En todo caso si no es ésta la situación y se trata de una puerta más común o genérica, lo primero que tienes que ver es hacia dónde abre. Generalmente lo hacen hacia adentro de la casa o habitación, por tanto, si lo tratas de hacer desde afuera puede que funcione.
La técnica es una fusión entre fuerza y colocación. Consiste en concentrar la energía del golpe lo más cerca que sea posible del cerrojo. Así que plántate bien, levanta la pierna y patea con el talón un golpe directo y seco moviendo todo tu cuerpo hacia la puerta. Si lo haces bien lo más seguro es que vaya cediendo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
LLAMA AHORA