Seleccionar página

Cerrajeros Baratos
Ya sea por alguna situación que lo amerite o porque perdiste tus llaves, el romper un candado puede resultar en un problema difícil de atacar. Los métodos que se emplean a veces pueden implicar perder mucho tiempo y esfuerzo en solamente intentar destrozar el candado.
Así que es por esta situación que hemos decidido traerte 3 procedimientos con los que podrás saber cómo romper una candado.
Antes de continuar queremos destacar la importancia de que uses la información que te daremos a continuación solo para casos de emergencia y no para actividades ilícitas.
Sin más que agregar aquí te dejamos los 3 procedimientos:
Romper el mecanismo:
Usando un destornillador fino, insértalo dentro del candado.
Busca que quede lo más profundo posible.
Con un martillo da unos golpes suaves para introducirlo aún más.
Finalmente arremete con un golpe fuerte para terminar de insertarlo lo más profundo posible.
Si no funciona basta con repetirlo un par de veces adicionales.
Luego mueve de lado a lado el destornillador y en el sentido de apertura del candado. De esta forma romperás el mecanismo interno y facilitarás la apertura del mismo.
Ten en cuenta que este método dejará el candado inservible, por lo que te recomendamos sea la última opción a considerar.
Romper el gancho del candado:
Este método es el más efectivo. Solamente necesitarás 2 llaves de mecánica (como las usada para los autos) y 2 de las pequeñas. En su defecto podrás usar 2 llaves ajustables como las de plomería.
Ingresa dentro del gancho del candado, y en sentido opuesto, las llaves, ambas deben quedar con su eje transversal una contra la otra.
Posteriormente aplica la fuerza necesaria para romper el gancho del candado, como si se tratase de un cascanueces. Ten cuidado con este paso porque puedes lastimarte si aplicas mayor fuerza de la necesaria y salen ambas llaves fuera de sitio.
Cuando veas que hayas zafado el gancho del eje detente y procede a remover el conjunto.
De no lograrlo sigue aplicando más fuerza hasta fracturarlo completamente.
Martillazo limpio:
De los 3 métodos este es el más violento. Requerirás solamente un martillo grande o una maza pequeña. Su efectividad estará limitada por el tipo de candado al cual te estés enfrentado, ya que existen candados diseñados para aguantar cualquier clase de golpe.
Si las condiciones te lo permiten, y la posición del candado también, con la ayuda del martillo golpea contra una superficie rígida (como por ejemplo el suelo) el gancho del candado.
Debes hacerlo las primeras veces de forma suave, después puedes aumentar progresivamente un poco la fuerza.
De esta forma aflojarás el mecanismo y podrás partir el gancho.
Cada uno de estos métodos no requieren mayor esfuerzo a la hora de aplicarlos, pero sí un poco de observación para evitar lastimarte.
Es importante destacar que estos métodos serán válidos solamente para mecanismos de baja seguridad.
Esperamos te hayan sido de utilidad estos pasos sobre cómo romper un candado de forma segura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
LLAMA AHORA